Blogia
La viajera

Sosiego.

Sosiego.

Empezaré de nuevo como tantas otras veces.

Pero los momentos,las palabras,los recuerdos...seguirán en la memoria.

Sin embargo el tiempo que es sabio,todo lo suaviza, todo lo aplaca.

El tiempo aplaca la rabia y el dolor hasta hacerlos desparecer,aunque nada queda en el olvido.

De todo se aprende,pero nunca aprendí a odiar,no está dentro de mí ese sentimiento.

Puedo albergar muchos otros sentimientos pero no el odio.

La vida te hace estar en muchas ocasiones sobre la cuerda floja.

Estás derrumbada y crees morir,pero pasado un tiempo empiezas a renacer de nuevo, como en otras ocasiones.

A veces piensas que no puedes soportar todo lo que se te viene encima, pero lo haces.

Si volviera la vista atrás y me dijeran que tengo que afrontar ciertas cosas, me vendría abajo.

Y me vengo, pero pasado un tiempo vuelvo a levantarme,cansada, pero sigo.

Los viajes siempre acaban en cansancio, y es bueno pararse para coger aire de nuevo y así poder seguir caminando.

No me ha sido fácil llegar aquí de nuevo y por eso no traigo equipaje.

Prefiero guardar lo que tenga que guardar en mi memoria..

No niego que a veces me viene todo lo malo. Y entonces me derrumnbo, y me tapo los ojos aún estando sola,y miro hacia el suelo,y me deshago como pétalos de rosas.

Me acomodaré en mi rincón. En este lugar casi solitario.

Ahora prefiero estar aquí recostada, mirando cualquier paisaje montañoso a través de mi ventana de fantasía.

Siempre suena la misma múscia de fondo, pero me gusta.

Algún día diferentes melodías llenarán este pequeño lugar,pero ahora me gusta tal y como es.

Quiero que siga intacto, que nada cambie.

Puede que más adelante ventile esta estancia y abra las ventanas. Pero ahora quiero estar tal y como estoy, y que todo siga tal y como lo dejé.

Me refugiaré aquí de vez en cuando para descansar,soñar,meditar...dejando las palabras al aire ,sin vuelta, sin eco,sin sonidos.

Quito las sábanas que tapan los pocos muebles que hay, y pensándolo bién voy a abrir una de las ventanas.Quiero que entre el olor de la noche, los murmullos que pueblan la oscuridad.

Puede que me venga bién respirar el aire fresco que baja del monte, con ese olor a campo, con ese sonido inconfundible que suena a vida.

Mi silencio se hace eco en tu oído y los cantos que un día viajaron hacia tí, mojan tu almohada llena de sueños incumplidos.

Evadirse de una realidad aplastante resulta beneficioso para la salud,siempre y cuando se sepa ,que sólo de vez en cuando se puede llevar a la práctica.

Soñar sin que nada me lo impida,despierta o dormida, cuerda o loca. Pero... soñar.

Los ojos se hacen cada vez más pesados,los párpados van cayendo, y con la brisa sobre mi piel desnuda voy entrando en el mundo de los sueños,de los pensamientos:

"En el olvido de estos campos marchitos me retuerzo y grito.

Intento quedar libre de todo dolor,pero él es más fuerte que yo.Y cada llaga que me hace su presencia ,me tumba involuntariamente.

El bosque quema sus raíces, y habrá que esperar a que vuelva a florecer algo de vida. Aunque puede que algún día, sea demasiado tarde para empezar de nuevo.

Mi cuerpo flota desnudo y cierro los ojos.

Tu olor ,tus palabras,tu piel..., están aquí conmigo.

Me dejo acariciar y llego al lugar en el que creíamos antes de morir.

El aire ha pasado de largo para no molestarme, pero hoy todo se me hace sombra,grieta y amargura.

Pensar que todo es posible, es engañarse.

Pensar que todo está en nuestras manos, es mentira.

He llegado mojada de agua salada, y he venido para soñar a los pies de esta montaña.

Aquí llego con las pocas fuerzas que me quedan.

Ahora que viajo sola, sin equipaje, en este silencio que he buscado y en el que soy y me siento.... Ahora llego aquí.

Todo está tal y como lo dejé. Mi rincón, mi cajita de cristal y yo.

Vuelvo cambiada, me miro y sé que no soy la misma.

Pero solo yo me veo diferente, porque he cambiado por dentro, he aprendido algo más.

Lo bueno aprendido, te hace grande,feliz y sonriente.

Lo malo te hace daño, te duele como si te clavaran un puñal. Pero también es bueno aprender de lo malo.

Todo sigue, nada se para ante esta lucha diaria.

Nadie es tan bueno, ni tan malo.

Todos tendríamos que callar alguna vez, y hablar otras tantas.

Pero no quiero pensar demasiado dentro de este sueño, en el que me estoy moviendo.Mi sueño.

No voy a permitir que nada estropee este viajar por mundos lejanos.

Voy descalza y desnuda hacia la gran montaña, ella me espera como hace siempre.

Me hablan las voces de mis antepasados, los que siempre han estado en mi corazón,los que nunca me han abandonado. Pero ellos nadan pueden hacer.

Me hablan las voces que nunca escuché,y también están dentro de mí.

Seguiré buscando como siempre, bajo la luz del Sol o entre las estrellas.

Recorreré de nuevo la mar bravía. Y volveré a ser náufraga. Y conseguiré llegar a la orilla. Para después ,caer rendida y sonreir mirando al cielo.

Y saber que mañana volveré a volar, aunque mil soldados y mil guerras me lo quieran impedir.

Si...!!! esta noche soy ave que vuela bajo las nubes de humo , y vuelvo a sonreir después de muchas lunas.

Subo a una nube de color negro brillante, tiene forma de caballo, es precioso, y me espera para volar encima de él.

Nada tengo que perder, solo subir y cabalgar hasta donde me quiera llevar.

No tengo miedo, ni prisas,ni destino.

Cómo siento el aire sobre mi pie...!!!, y esas nubes que me envuelven que parecen de algodón.

Galopa más deprisa, más, y más...!!!.

No hay obstáculos con los que tropezar,ni agujeros en los que caer, ni muros que traspasar.

Y al final de las nubes....el paraíso.

Era tal y como yo lo había pensado.

Una mezcla de paisajes,de colores, de olores.

Es una mezcla de sensaciones, en las que cada una de ellas me hace sentir libre,despojada de todo el egoísmo que muchas veces nos mueve a todos.

No siento dolor, ni miedo,ni ansiedad.

Todo se ha terminado y yo me siento renacer.

Me subo a un arcoiris hecho de estrellas. Doy mil vueltas a la luna y veo la tierra a mis pies, tan hermosa, tan bella...

Y giro, giro hasta perder la conciencia,hasta dejarme caer sobre un mar azul. Y allí están todos,los mismos de siempre,las mismas manos,las mismas miradas.

De pronto siento un frío que me quema la piel y la garganta.

El ruído de una lechuza sobre la ventana me despierta y..."

Me levanto y me pongo a bailar. Una vuelta ,y otra, y otra más, y doy gracias por esos momentos en los que sino volase, habría muerto hace mucho tiempo.

Ahora abriré de nuevo mi cajita de cristal y guardaré todo lo soñado, todo lo bueno, y quemaré todo lo malo.

Me sentaré junto a la ventana frente a la gran montaña y seguiré soñando.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

viajera -

Hola de nuevo sak.
Alguién que me conoce me dijo una vez ,que yo no era rencorosa ,pero que no olvidaba.
Y yo me pregunto como se puede olvidar?.
Incluso las cosas que quisiéramos desterrar de nuestra memoria, nos son imposibles,por lo tanto el recuerdo,las cosas vividas, tiene que permanecer en la memoria.
La historia está que a medida que pasa el tiempo,las cosas vividas(en este caso me refiero a las malas),ya no te hacen el mismo daño,ya no sientes el mismo dolor,ya no se te hace un nudo en la garganta al recordarlas.
Claro que todo depende, de la experiencia que nos haya tocado vivir.
Un abrazo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Sakkarah -

Todo pasa, y queda en el recuerdo como simple anécdota.

De todo se aprende...

Me ha encantado leerte de nuevo. Un beso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres