Blogia
La viajera

A mi bola.

Guardián de mis secretos

Guardián de mis secretos Lo quiero así,
sin ornamentos
sin destellos que desvíen la mirada.
Carente de continuidad,
colmado de contradicciones,
libre de protocolos
y lleno de vida.

Lo quiero así,
tal cual es
sin cambiar nada
llenándonos de lo que somos
derramándonos entre soledades buscadas.
Para acabar los dos en el mismo lugar.

Lo quiero así,
huérfano de significado en ocasiones,
fuera de cualquier lógica en otras.
Loco y arrogante,
y a la vez cuerdo y adorable.

Lo quiero así,
fuerte,
libre de ataduras.
Nos entendemos porque somos demasiado iguales.
Los dos hemos hecho un pacto,
yo le contaré mis historias
y el las escuchará paciente.

Lo quiero así,
deseoso por descubrirme
sin obligarme a nada.
Él me conoce bien,
sabe que huyo de las obligaciones innecesarias.
Sabe que cuando hago las cosas es porque las siento,
por eso tengo lo que tengo
y no necesito más.

Lo quiero así,
volcán y manantial
blanco y negro
amante apasionado
y sumiso esclavo.

Lo quiero así,
cercano,
lecho de mis letras,
confidente de sentimientos.
Él sabe cuando estoy cansada,
cuando necesito gritar todo lo que llevo dentro,
y vomitarlo al mundo.
Él entiende mis largos silencios,
y mis días de luto.
Él me conoce bien,
y sabe que aunque tarde tiempo en hacerlo
siempre vuelvo.

Dedicado a mi diario.


Aun no ha llegado la feria,pero ya no queda mucho.
Me encantan estas sevillanas, aunque no comparto la primera parte de la tercera.
Me gustan los toros,pero no las corridas, las quitaría de un plumazo sin pensarlo dos veces.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Hoy he perdido dos "tornillos"

Hoy he perdido dos "tornillos" Subo por cuerdas llenas de algas.
Me agarro a los recuerdos de la mar y de la montaña.
Intento llenarme de fuerza, para cuando caiga volver a subir.

Caparazones cubiertos de arena para que nadie les haga daño, mientras el humo sigue saliendo del pitillo que nunca se apaga.

Alzo la copa para llenarla aún más y miro de reojo de vez en cuando.
No sé casi nada,entiendo aún menos,tengo demasiadas preguntas y muchas dudas.
No me siento segura en este mundo,pero no me quiero marchar al otro.

Ya se fue el otoño con su hojas en el equipaje.
Intenté quedarme con las hojas de los chopos, pero el viento se las llevó como todos los otoños.
Mis hojas de chopo que tanto me gustan...
Ni siquiera pude guardar una de ellas .
Como siempre, llegué tarde.

Una palabra elegida en el tiempo, colgada en el vacio para que nadie la oiga, ni me pueda mirar al decirla.
Tan solo pretendo encontrarme a mí misma sin por ello ser perseguida ,ni que me consideren un bicho raro.

No comulgo con las verdades absolutas,ni con los dictadores y muchos menos con las hostias de la iglesia.
Y sin embargo, mis hijos están bautizados(contradictoria que es una).
Maldita educación franquista y religiosa.
Maldito los que nos amendrentaron a temer a un Dios que no existe.
Por qué nos enseñaron a rezar si cuando rezas no sirve de nada?
Al final la muerte es más malvada y cruel que la vida.
Puede que la vida y la muerte sean lo mismo.
Al principio la vida te ilusiona,te enamoras de ella .
Pero cuando menos lo esperas te traiciona y se vuelve malvada, y te envía a su otro yo para arrebatrte lo que más quiere.

Quise llegar a ser mayor para comprenderlo, pero sigo sin entender nada.
No entiendo la justicia divina.
Pero qué coño!, no es que no la entienda, es que no creo en ella.

Quise llegar a ser mayor sin armaduras, sin corazas, sin mentiras, sin hipocresía.

Si alguien me considera una mierda, que por favor me lo diga a la cara.
No me voy a esconder ni a echarle a los leones. Más que nada porque no tengo leones, aunque tengo que advertir que si tengo hienas.

Sigo siendo una gilipollas y no me averguenzo de decirlo.
Tampoco es que esté orgullosa de serlo, pero es lo que hay.

Hoy estoy de un humor de perros y nada como escribir en el blog para deshogarme.
Y es s que cuando estás cabreada y empiezas a teclear con fuerza, y a escuchar el sonido de las teclas como si las quiseras romper, joder!!! lo que te alivia.
Y pienso que es mejor pegarle fuerte a las teclas que a las paredes,
Este blog no tiene culpa de nada,pero le ha tocado.
El pobre está aquí tan tranquilo, aguantando todo lo que le pongo .
Estará harto de tantas chuminas y demás filosofías baratas habidasy por haber que escribo.
Pero para eso es un blog,que se aguante un poco como hacemos los demás cuando nos joden.
Así que bloguito a callar!!! y ni se te ocurra rechistarme.

Hoy es uno de esos días en los que he perdido dos tornillos en vez de uno, aunque intento mantenrme cuerda para los que tengo que hacerlo.
Pero este sitio me permite el placer de poder rozar la locura o estar en ella,todo depende del día, de las circunstancias y de con que pie me haya levantado en la mañana.

Mañana antes de bajarme de la cama pondré el pie derecho primero, o era el izquierdo?

Mi mundo

Mi mundo Baja el monte sediento de río abrazado por la tierra.
Su falda se enreda entre la yerba y se confunde con las raíces de la arboleda.
Los días claros secan lás lágrimas del rocío, y en las noches se escuchan los aullidos de los lobos.
Las piedras hablan con el monte, dejándose caer ladera abajo.Y yacen sobre cualquier lugar ,a la espera de que la lluvia, les devuelva un poco de verdor.
La luna llena hace de los árboles ,enormes sombras que mueven sus brazos. Y se inclinan para llamarme, y para decirme, que suba con ellas a lo más alto.
La silueta de los picos se vuelve tenebrosa .
Mientras ,las lechuzas empiezan su vuelo nocturno.
El frío hace que los cristales se convierten en niebla.
Ya nada puedo ver a través de ellos, ni siquiera limpiándolos con mi mano consigo devolverles la claridad.
Me giro hacia atrás y miro mi pequeña habitación.
Es pequeña, pero está tan llena de recuerdos..., de historias...,de secretos...
Sólo necesitaría una mano que cogiera la mía.
Una mirada que me diera paz, para dejar de sentir nostalgia, tristeza.
En un rincón está la pequeña mesita y allí siguen las rosas que me regaló ayer.
Fueron rosas de despedida,de amor que nunca pudo ser.
Seis rosas por seis meses llenos de pasión.
Rosas llenas de nuestro olor,de nuestra complicidad, de nuestro dolor.
Caigo sobre el sillón y miro hacia el vacío.
Solo me pertenece lo que tengo a mi alrededor. Es poco, lo sé. Pero es mi pequeño mundo, mi mágico mundo, mi mundo secreto.
Es tan mío que nadie puede atravesarlo.
El nunca lo comprendió.
Quería entrar en ese mundo .Pero ese lugar solo me pertence a mí.
Ni miles de rosas hubieran conseguido, que le diera las llaves de mis pensamientos.
Que me quedaría después de quedarme sin nada?.
Que sería si todos mis pensamientos quedaran libres?.
El nunca lo comprendió.
Y ahora, cada uno vaga buscando el mismo rostro, la misma mirada,las mimas caricias.

Sigo mirando al vacío... y los cristales siguen llenos de niebla.
Pero ya ha amanecido.
Vuelve a comenzar un nuevo día.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Aún no se que hago aquí.

Aún no se que hago aquí. Mariposas blancas sobre torrentes de agua.
No se si voy o si vengo, si necesito de tus caricias o de tus besos.
Abrázame cuando llegue la noche, sin ningún motivo, sin pedir perdón por nada o hacerlo por todo.
Más allá de los jaramagos ,de los campos de amapolas casi inexistentes te estaré esperando.
Ya casi nada tengo para ofrecerte. Sólo un ramillete de flores que se marchitaron con el tiempo.
Hay veces que el mar nos envuelve para hacernos sentir niños, y hay otras que la tempestad nos hace sentirnos viejos.

Que hay tras un corazón rebelde?.

Todo se estropea sin poder devolverle la frescura del primer día.
La vida va pudriendo lo puro de cada uno, y aunque queramos seguir intactos, el aire llena de hongos hasta el pan más fresco.

La aldea cada vez queda más sola.
Y porque será que es así como yo la quiero. Como yo me siento más libre.
No quiero alejarme del todo, pero como amiga del viento que soy, a veces me dejo llevar donde el quiera llevarme.

Y ahora me encuentro parada en medio de un pedregal florido.
Curiosa casualidad que entre las piedars renazcan las flores más bellas.
Vestida de negro espero quedarme dormida.
Creo que llevo demasiado tiempo despierta, y los ojos también se cansan de mirar al horizonte.
Y la mente también se cansa de ver siempre lo mismo.

Pero que más da donde esté, aunque no me encuentre.
Sigo ocupando un lugar absurdo, en este mundo más aburdo aún.
Quién no intenta encontrarse así mismo y nunca lo consigue?
No iba a ser yo diferente.

Me asqueo de este mundo y a la vez lo amo demasiado.
Reniego hasta de mi misma, y a la vez intento sobrevivir a mi propio holocausto.

Contradicciones llevadas hasta el límite, en una línea que he cruzado más veces de la debida.

Me gustaría estar ajena a todo, vivir en una pequeña burbuja sin ver más allá de lo que yo quiera ver, ni sentir más de lo que desse.

No se porque mientras escribo esto, vienen a mi mente la imagen de caballos negros en medio de la noche.
Todos ellos sobre la montaña verde que siempre sueño.
Caballos que mueven sus crines en la madrugada.
Puede que siempre me haya gustado, esa imagen de libertad de ciertos animales. Pero también se que nadie ni nada es libre.

Eso si que es una utopía ,la libertad.

Quizá las letras nos hagan ser libres, soltar los sentimientos al viento y dejarlos volar como las hojas caídas.

Divagar sobre cosas abusrdas o sensatas.
Creo que divago demasiado para no llegar nunca a nada.
No encuentro respuestas, ni explicación, ni la paza deseada.
Y siento como el maldito tiempo corre y corre sin detenerse.
Y yo lo único que quiero y necesito es un poco más de tiempo, que el reloj vaya más lento.

Podría ser posible?.

Una sirena en el desierto.

Una sirena en el desierto.

Me despego del andar certero y conocido.

Vierto mis sentidos sobre olas de tempestad.

Desvarío a ratos como los locos que se convierten en Napoleón, por citar a alguno.

El tiempo nunca fué mi compañero, siempre anduve a contrareloj.

Por qué seguir por el camino marcado?.

Por qué no sobrepasar la línea del turco hecha con tiza?.

Las leyes y las normas están para ser incumplidas, sin dañar, vale,pero las que se puedan saltar, al infierno con ellas!!!.

    -Señalar con el dedo en la Iglesia es de mala educación, y cruzar las piernas también.

    -No murmures .Ni preguntes cosas improcedentes. Y no digas tacos, eso está muy feo.

     -No te chupes los dedos, ni mojes pan en la salsa.

     -No discutas y si lo haces guarda siempre la compostura.

Peró cómo se puede discutir guardando la compostura?.

Voy a hacer un ensayo:

-mira cariño se que eres un cerdo, pero te quiero amor mio.

Ayyyys!!!, cuántas normas, cuánta hipocresía, cuántas mentiras...

Me salto a la torera algunas cosas porque me da la gana, así de sencillo.

Cuando discuto lo hago con todas mis fuerzas, pero cuando amo también.

Cunado lloro mis lágrimas parecen no tener fin,pero cuando río lo hago a pleno pulmón.

Me gusta ir por el acantilado en las noches sin luna y con una venda en los ojos.

Para realidad ya tengo la diaria. La del pan ,la leche y la puñetera hipoteca.

Así que lo único que quiero es salir del cuenco, del camino, y desviarme hacia otros lugares.

No quiero ser llevada, sino dejarme llevar.

Quiero ser cometa sin hilo y ola sin orilla.

Quiero ser arena sin desierto y frontera sin límite.

Que nadie me venga con la mano extendida si después me la va a quitar de golpe.

Prefiero entonces caer desde el principio, a tener que llevar el dolor de esperar algo.

La vida es una locura cuerda.

Todos viajamos hacia el mismo destino, y algunos no parecen darse cuenta de ello.

Una línea traspasada, una marca hecha en el barro, un silencio que grita y una mirada que traspasa calquier barrera.

Todo lo demás es nada.

Nadie puede abarcar la inmensidad, ni la verdad, ni siquiera la mentira de algunas palabras.

Y ahora que tanto se habla de justicia ,de libertad, de igualdad...Todo es una vil patraña.

No hay justicia, ni libertad,ni verdades.

Toda la verdad está en lo que cada uno siente.

Eso que todo el mundo se guarda y que no se atreve a decir.

La verdad existe dentro de cada uno. Fuera solo dejamos una parte de lo que pensamos.

Ya casi nadie cree en nadie.

Pero si yo creo en mí, porque no creer en otros?.

Dudas infinitas que pueblan las vísceras y las entrañas.

Mentiras que traspasan los muros más gruesos.

Todo es inútil en este lugar incierto, en este desierto de lágrimas derramadas.

Ahora iré al puerto, y cogeré la barca sin remos para embarcarme en una travesía sin destino.

La noche me acompañará y me convertiré en sirena.

Y cuando ya no quede horizonte, dejaré de ser sirena y me convertiré en gaviota.

Y así hasta llegar a lo que nunca existe.

Porque al fin y al cabo todo acaba en lo mismo.

Todos acabaremos en el mismo lugar.

Y esa es la única verdad.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres