Blogia
La viajera

Una sirena en el desierto.

Una sirena en el desierto.

Me despego del andar certero y conocido.

Vierto mis sentidos sobre olas de tempestad.

Desvarío a ratos como los locos que se convierten en Napoleón, por citar a alguno.

El tiempo nunca fué mi compañero, siempre anduve a contrareloj.

Por qué seguir por el camino marcado?.

Por qué no sobrepasar la línea del turco hecha con tiza?.

Las leyes y las normas están para ser incumplidas, sin dañar, vale,pero las que se puedan saltar, al infierno con ellas!!!.

    -Señalar con el dedo en la Iglesia es de mala educación, y cruzar las piernas también.

    -No murmures .Ni preguntes cosas improcedentes. Y no digas tacos, eso está muy feo.

     -No te chupes los dedos, ni mojes pan en la salsa.

     -No discutas y si lo haces guarda siempre la compostura.

Peró cómo se puede discutir guardando la compostura?.

Voy a hacer un ensayo:

-mira cariño se que eres un cerdo, pero te quiero amor mio.

Ayyyys!!!, cuántas normas, cuánta hipocresía, cuántas mentiras...

Me salto a la torera algunas cosas porque me da la gana, así de sencillo.

Cuando discuto lo hago con todas mis fuerzas, pero cuando amo también.

Cunado lloro mis lágrimas parecen no tener fin,pero cuando río lo hago a pleno pulmón.

Me gusta ir por el acantilado en las noches sin luna y con una venda en los ojos.

Para realidad ya tengo la diaria. La del pan ,la leche y la puñetera hipoteca.

Así que lo único que quiero es salir del cuenco, del camino, y desviarme hacia otros lugares.

No quiero ser llevada, sino dejarme llevar.

Quiero ser cometa sin hilo y ola sin orilla.

Quiero ser arena sin desierto y frontera sin límite.

Que nadie me venga con la mano extendida si después me la va a quitar de golpe.

Prefiero entonces caer desde el principio, a tener que llevar el dolor de esperar algo.

La vida es una locura cuerda.

Todos viajamos hacia el mismo destino, y algunos no parecen darse cuenta de ello.

Una línea traspasada, una marca hecha en el barro, un silencio que grita y una mirada que traspasa calquier barrera.

Todo lo demás es nada.

Nadie puede abarcar la inmensidad, ni la verdad, ni siquiera la mentira de algunas palabras.

Y ahora que tanto se habla de justicia ,de libertad, de igualdad...Todo es una vil patraña.

No hay justicia, ni libertad,ni verdades.

Toda la verdad está en lo que cada uno siente.

Eso que todo el mundo se guarda y que no se atreve a decir.

La verdad existe dentro de cada uno. Fuera solo dejamos una parte de lo que pensamos.

Ya casi nadie cree en nadie.

Pero si yo creo en mí, porque no creer en otros?.

Dudas infinitas que pueblan las vísceras y las entrañas.

Mentiras que traspasan los muros más gruesos.

Todo es inútil en este lugar incierto, en este desierto de lágrimas derramadas.

Ahora iré al puerto, y cogeré la barca sin remos para embarcarme en una travesía sin destino.

La noche me acompañará y me convertiré en sirena.

Y cuando ya no quede horizonte, dejaré de ser sirena y me convertiré en gaviota.

Y así hasta llegar a lo que nunca existe.

Porque al fin y al cabo todo acaba en lo mismo.

Todos acabaremos en el mismo lugar.

Y esa es la única verdad.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

viajera -

Hola mela,preciosa.
Cómo te va la vida?.
Espero que de maravilla.
Son bonitos los reencuentros ,verdad?.
Ya en la hoguera te echaba de menos, pero nos hemos vuelto a ver y me alegro de verdad.
Gracias por pasarte por aquí,ha sido todo un placer que me visites.
Nos seguiremos, así que hasta pronto mela.
Eres un ecnato.
Un abrazo y besos.

Mela -

No sabes lo que me alegro de haberte reencontrado, Viajera. Ahora más, que no arden los leños de la Hoguera.

Beso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres