Blogia
La viajera

Negro horizonte

Negro horizonte LLamastes a mi ventana en la noche.
Venías lleno de soledades y miedos.
Inseguro de tus pasos te pudo más el cariño que la razón.
Me hablastes con los ojos y me abrazastes con la mirada.
Tus manos no se atrevían a coger las mías por temor a ser rechazadas.
Te levantastes y junto a mí quedó desnuda parte de tu alma.
Fue entonces cuando te pude ver por dentro.

Tu vida se había convertido en una pesadilla.
A veces por decisiones equivocadas. Otras por la vida misma .
Apoyastes la cabeza sobre mi hombro, y tus lágrimas guardadas durante años vieron la luz.
No había más nada que decir, ni más perdón que pedir.
Porque a veces una sola palabra, una sola mirada, lo dicen todo.
La amistad debe ser libre. Y al igual que el amor genera una serie de sentimientos... Cuando consideras a alguién amigo, también se producen esos sentimientos.
Puede que de diferente forma o manera,pero haberlos haylos.
La amistad conlleva sentimientos de cariño, de simpatía, de conexión, de química, de complicidad.
Pero la amistad a diferencia del amor, no es posesión,ni obligación, ni compromiso obligado.
Quizás por eso en más de una ocasión, funcionan más las relaciones amistosas que amorosas.
El amor es demasiado complicado,celoso, y en ocasiones demasiado doloroso.
En el amor coexisten multitud de emociones y la razón deja paso al corazón. Y todo para más inri, dirigido hacia una sola persona.
La amistad es más abierta.
Puedes tener varios amigos, y aunque cada uno es como es,tú le tiendes la mano a todos por igual.Y nadie te puede decir nada por ello.
La amistad es un sentimiento menos egoísta que el amor.
También hay cosas que los igualan:
La amistad al igual que el amor,es dar y recibir.
Es pedir perdón cuando hay que pedirlo.
Es abrir parte de tu alma y que la otra persona entienda, que otras partes de la misma deben de ser para tí.
Y que no te reproche nada por eso. Ni que se sienta traicionado, porque no lo cuentes todo.
Es prefrible no contar todo a mentir.
La amistad es tender tu mano, cuando sabes que le haces falta a alguién.
En la amistad no existe el orgullo, ni la utilización para benficio propio,ni el egoísmo.
La amistad debe de ser lo que es. La relacion entre dos personas que, sin saber muy bién porqué, han encontrado ciertas similitudes, al menos en algunas cosas. Porque en otras pueden ser la noche y el día.
Pero los diferentes puntos de vista, no deben de romper una amistad si ésta es de verdad.
La amistad no entiende de protocolos, ni de palabras por compromiso.
Pero la amistad también es contraposicion de ideas y de pensamientos.

La amistad es un bién preciado y poco conocido, lo sé por experiencia.
Aún así sigo creyendo en ella.

Va por los amigos:

-Amigo mío no te sientas desamparado ante nada ,porque siempre estaré a tu lado.
Cuando la soledad llene tus noches, no te importe desvelarme aunque sea en sueños.
Siempre tendré un abrazo para tí.
A veces no estaremos de acuerdo en todo. Pero la amistad consiste, en decirnos lo que no nos gusta claramente y sin rodeos.
Sé que puede que llegue un día, que todo se acabe.
Que mis manos o las tuyas no queden tendidas. O que no encontremos el abrazo, que en ese momento nos falta.
Pero solo faltará que estés desvalido,indefenso... para decirte, aquí estoy.

Hay circunstancias por las que un día esa amistad ,puede llegar a desaparecer. Y cada uno tiene que ser consciente, si tiene que pedir perdón por lo que ha hecho.
Cada uno sabe el daño que ha podido causar.
Y eso no tiene más vuelta de hoja.

Yo tengo muy pocos amigos en la vida.
Pero nunca me ha faltado un abrazo. Un beso. Una palabra de aliento , o una palabra de ánimo cuando la he necesitado, cuando he pedido ayuda.
Porque cuando me siento mal,lo digo, no voy con falsas apariencias.
Y a veces no me hace falta decirlo, porque se me ve a leguas.
Los amigos también tienen que decir cuando se ecuentran mal. Porque si no, como le vas a extender tu mano?, o darles ese abrazo ,que tanto necesitan en ese momento.
Si la otra persona te dice que está bién, que todo marcha estupendamente...
Sería abusrdo consolar a una persona que vende una cara al mundo, que puede que no sea real. Pero es la que ofrece.
Quizás todos lo s problemas no se puedan contar, o no se tengan fuerzas para hacerlo.
Pero sí hay que tener fuerzas para decir:
- estoy por los suelos.
Y hoy sólo necesito un gran abrazo.
Un abrazo de esos que te dejan sin respiración. De esos que son interminables.
Sí. Hoy sólo necesito eso.

Gracias a los que me han abrazado alguna vez cuando lo he necsitado.
Gracias a los que me han prestado su hombro en muchas ocasiones.
Gracias a los que están ahí.
Yo solo puedo decir que mi mano está tendida a ellos cuando me necesiten.
Que mi abrazo será tan inmenso como el cielo.
Y que espero que los problemas que cada uno tenga se solucionen, o al menos mejoren. Para que puedan sonreir aunque sea de vez en cuando.

Yo sigo necesitando abrazos y hombros.
Las circunstancias de la vida, te hacen necsitarlos unas veces más que otras.
La rabia y el dolor te hacen impacientes e irracional.
Dicen que es bueno refugiarse en algo que te guste. Pués bién, yo me he refugiado en este lugar , para escribir todo lo que me venga en gana.
Para evadirme y para echar todo lo que llevo dentro.
Al igual que el otro día me dí el privilegio de cabrearme con el mundo.
Hoy me voy a dar el privilegio de mandarlo todo a la mierda, y que nadie me diga lo contrario.

-Hoy he pisado el suelo como si quisiera agujererar la tierra.
Hoy que nadie me diga una sola tontería, ni ninguna gilipollez.
Porque hoy no estoy para gilipolleces.
Hoy que nadie me diga que tiene una depresión, porque le ha salido una arruga más, o ha puesto cinco kilos en un mes.
Hoy no estoy dispuesta a aguantar ningún tipio de memeces.
La vida es mucho más complicada, y más injusta, y más dolorosa que una "simple mancha".
Realmente los problemas cuando los hay, y si son problemas importantes, no te dejan paso a la deprersión.
Y si tienes una depresión, tú no la tienes en cuenta,más que nada porque no la puedes tener en cuenta.
Puedes estar como una moto. Pero no te puedes perimitir el lujo de tumbarte en una cama y taparte la cabeza.
Aunque a veces eso sea lo único que desees.

-Hoy que nadie me diga mala amiga, ni egoísta, ni nada que se le parezca.
Porque hoy saldría mal parado el que me lo dijera.

Cuando se está hecha una mierda, no es que pases de nadie, es que simplemente quieres desparecer.
No puedes estar pendiente de los demás, porque ni tú misma estas pendiente de tí.
Claro que los problemas graves, tampoco te dan derecho a ir haciendo putadas a diestro y siniestro.
No, por ahí no va la historia.
Una cosa es que le pegues un puñetazo al aire, y otra que se lo des a un amigo en plena cara y además sin venir a cuento.

-Hoy le daré una patada a la pared.
Le haré un corte de manga a los gilipollas si es necesario.
Mandaré a la mierda aquél que me diga una palabra más alta que otra.
Y si cojo el coche y hay algún gracioso que me diga:
" mujer tenias que ser", me bajaré y le escupiré a la cara.
Normalmente a estos tipejos, les suelo decir capullos y otras lindezas, pero desde la ventanilla.

-Pero hoy...
Hoy es uno de esos días en los que es mejor, que nadie venga a tocarme las narices.




¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres